ENSEÑAR Y APRENDER

Educación secundaria de calidad

La calidad de la educación no debe relacionarse solamente como el logro o bien desenlace alcanzado en pruebas estandarizadas, nacionales y también internacionales.

De la calidad asimismo hacen parte esencial aspectos relacionados con la permanencia de los estudiantes en el sistema educativo; todavía en condiciones desfavorables bien sea de seguridad o bien de carácter económico. Asimismo está el tránsito a niveles educativos superiores (técnico, tecnológico o bien universitario, en el caso de los estudiantes de secundaria) e inclusive la integración al mercado laboral.

En consecuencia, las medidas tendientes a progresar la calidad de la educación superan las estrategias centradas en el refuerzo de competencias concretas de los estudiantes, aspecto vital y en el que el país todavía presenta serios rezagos.

Factores externos

Existen factores externos al instituto que asimismo resultan determinantes al instante de prosperar la calidad. Por poner un ejemplo acá se consideran elementos como el contexto en el que se desarrolla la actividad formativa: violencia en la zona, cercanía del hogar del estudiante al centro de capacitación, conectividad y conexión a internet, como elementos propios del hogar del estudiante, como son: la capacitación de los progenitores, el nivel social y económico, el número de hermanos, entre otros muchos.

Factores internos

Mediante políticas educativas es posible incidir de manera directa en factores socios al instituto, lo que en la literatura ciertos han llamado el factor escuela. Puesto que a corto plazo resulta más complejo afectar variables como las necesidades básicas insatisfechas, las condiciones y calidad de vida de los estudiantes; resulta viable meditar que la calidad de la educación se puede prosperar mediante acciones desarrolladas de manera directa sobre los institutos.

Tanto experiencias internacionales triunfantes como un sinnúmero de estudios, han probado la relevancia de: prosperar los niveles de capacitación de los enseñantes, contar con espacios físicos convenientes, contar con de una planta profesoral motivada y con un buen nivel de vida, entre otras muchas.

Propuestas para Antioquia

Ciertos desafíos para progresar la calidad de la educación en el departamento de Antioquia, pasan por: i) Acrecentar los años de capacitación de la planta enseñante, dicho de otra manera asegurar que los profesores avancen en su capacitación con maestría y, pues no, con doctorados. ii) Prosperar el tiempo laboral y las condiciones de trabajo de los enseñantes, no solo en términos salariales, sino más bien por su parte garantizando condiciones de trabajo dignas que dejen prosperar su calidad de vida. iii) Progresar y dotar los espacios físicos con la infraestructura y logística conveniente, acorde con los requerimientos que impone el contexto social y económico en el que se tienen que desarrollar los estudiantes; ello implica progresar las condiciones físicas de los Institutos, mas por su parte asimismo dotarlos de computadores, silletería, laboratorios y demás elementos precisos para actividades académicas de calidad.

Por suerte, la administración de S. Fajardo ha comprendido bien los retos del departamento en materia educativa y ha desarrollado un conjunto de programas dirigidos a progresar los aspectos señalados, de manera especial lo tocante al la dignificación de la tarea enseñante.

El reto el día de hoy consiste en brindar continuidad a estas acciones, puesto que los efectos no se van a ver a corto plazo. De esta manera, la responsabilidad por prosperar la calidad supera a las Instituciones Educativas y a quienes gerencian la educación en la zona y el país; es asimismo un compromiso de progenitores de familia y sociedad normalmente, una auténtica movilización social; puesto que somos todos y cada uno de los llamados a aportar en tan noble labor.