ENSEÑAR Y APRENDER

¿Qué beneficios obtienes al estudiar un MBA?

En los últimos tiempos los Master en Administración de Empresas (MBAs) han pasado de ser una formación reservada para los altos ejecutivos a ser en un requisito casi imprescindible para cualquier profesional que quiera llegar a cierto nivel en el área empresarial con independecia muchas veces de su puesto y el sector en el que trabaje.

 

Al principio este tipo de master eran un tipo de capacitación más bien elitista que se cursaba para tener la opción de escalar en la cadena directiva de las empresas, conseguir un mejor curriculum y optar a puestos directivos en las mejores multinacionales. Sin embargo, poco a poco los MBA se han ido popularizando y ya no es algo tan exclusivo, existiendo masters para todo tipo de especialidades y se diseñan para aportar mayor valor práctico a la formación.

Además, con el impulso de las nuevas tecnologías, los MBA cada vez están más orientados al ámbito digital y se centran en esas nuevas competencias necesarias hoy en día para casi cualquier profesional de nivel.

Cómo aprovechar al máximo un MBA

Una de las principales ventajas de estudiar un MBA, además de la obvia formación recibida, es el acceso a una red de contactos que puede ser muy benefiosa para la carrera profesional. Por lo tanto es importante planificar antes del curso qué tipo de conexiones deseas obtener y esforzarse en ello además de la captación de conocimientos propiamente dicha.

Normalmente las escuelas de negocios que imparten los masters disponen de una red de alumnos y profesores donde pueden establecerse este tipo de relaciones. Por lo tanto, además de elegir un máster por los objetivos de aprendizaje y sector al que esté orientado, es importante investigar que organizaciones y asociaciones vinculadas a esa escuela pueden ser beneficiosas para ampliar la red de contactos profesionales y conseguir posibles socios y colaboraciones en su trabajo o negocios.

Características generales

Normalmente, los MBA son programas dirigidos a ampliar los conocimientos generales de las áreas de la empresa, aportando datos de primera mano y acercando al alumno a la realidad del mundo empresarial. También es un tipo de programa que cuenta con una fuerte orientación al mundo laboral y al mercado, por lo que ofrece metodologías prácticas de trabajo.

Por lo tanto la formación obtenida está totalmente en línea con el mundo empresarial y además estos cursos suelen incluir periodos de prácticas en empresas, por lo que el alumno sale con una visión realista del mundo laboral y de lo que puede conseguir tras finalizar el programa.

Por otro lado, se suele hacer bastante foco en el trabajo en equipo para dar una visión más cercana a lo que es mundo real de la empresa. Muchos MBA están orientados a puestos directivos, en los que se fijan también conocimientos de gestión de equipos y liderazgo, y es una de las principales áreas que anima a profesionales con experiencia a cursar un master para optar a puestos directivos en su empresa.

En cualquier caso, debido a que este tipo de programas requieren una inversión de tiempo y dinero, es importante que antes de elegir un master se defina cuáles son tus objetivos como alumno, qué esperas obtener de esta formación y centrarse en aprovecharlo al máximo, tanto en lo referente a la obtención de conocimientos como a la ampliación de la red de contactos profesionales para mejorar todo lo posible tu perfil e impulsar tu carrera profesional lo máximo posible.